viernes, 26 de mayo de 2017

Penguin Cafe - THE IMPERFECT SEA


1. Ricercar (4:34)
2. Cantorum (7:23)
3. Control 1 (Interlude) (6:57)
4. Franz Schubert (5:46)
5. Half Certainty (2:31)
6. Protection (5:22)
7. Rescue (6:29)
8. Now Nothing (Rock Music) (4:38)
9. Wheels Within Wheels (6:20)

No llega a conocerse la verdadera valía de un grupo como este hasta que se publica su tercer álbum de estudio. El primero suele ser complaciente con lo que se espera a raíz de sus filiaciones, ya sea su género, sus referentes o, como en este caso, un precedente directo. El segundo álbum sirve para reafirmar el sonido y explorar un poco vías musicales paralelas. Y el tercero debe ser una confirmación, un asentamiento pleno de su identidad. Pero The Imperfect Sea (2017), tercer álbum de estudio de Penguin Cafe, no es exactamente lo que se podría esperar de él. No está tan verde como A Matter of Life... ni tiene las ambiciones de The Red Book, pero sigue pareciendo que la banda de Arthur Jeffes anda en busca del equilibrio entre la herencia recibida y la visión moderna de sus miembros. 

Arthur Jeffes intentando huir del pasado.

El equilibrio todavía no se ha hallado, y de ahí que The Imperfect Sea pueda verse como un álbum 2.5 más que como el proverbial tercero. Eso no es como decir que el álbum sea decepcionante, pero sí queda la sensación de que Penguin Cafe necesita dar un paso más hacia su plena madurez. Mientras tanto, nos quedamos con otra exquisita colección de temas minimalistas muy diversos, que van desde los muy "Jeffes" (Ricercar) a los deconstructivos (CantorumControl 1 Interlude). 

Ricercar en vivo.

Por el camino nos encontramos con piezas tan interesantes como Franz Schubert, que es una versión del tema homónimo de Kraftwerk, Protection, cuya melodía es maravillosa, y Now Nothing (Rock Music), que versiona el Now Nothing de la PCO sólo con el piano. También destacan un par de temas con arreglos plenamente sinfónicos como son Rescue y Wheels Within Wheels, ambas en una vena un poco fría a la que quizá le falte una pizca del toque lúdico de la banda original. Wheels Within Wheels, que por cierto es la tercera versión aquí incluida, podría pasar por la transcripción orquestal de un tema electrónico machacón. Sumando esto a la elección del tema de Kraftwerk antes mencionado, podemos sacar algunas conclusiones...

¿Y ahora qué hago?

La lucha interna de Jeffes y los suyos es fácil de explicar pero difícil de resolver. Penguin Cafe es una formación que se mueve muchísimo en festivales de tipo "indie" (término que detesto por la hipocresía que oculta), y si tenemos en cuenta que sus componentes vienen de Gorillaz, Suede y Florence and the Machine, nos daremos cuenta de la lógica necesidad que tendrán estos músicos de quedar bien con los (también detestables) guardianes de la modernidad. Nos quedamos un poco en tierra de nadie, en un empate técnico entre generaciones que socava la coherencia del álbum. En cualquier caso, es cierto que una banda con estos antecedentes no puede caer en lo maniqueo ni en la autocomplacencia, y The Imperfect Sea es tranquilizador en este sentido. Pero seguimos esperando el gran salto.

Protection

viernes, 12 de mayo de 2017

Esa musiquilla en mi cabeza, capítulo 7: "AXEL F"

Portada del single.

Resultará una obviedad para quienes crecimos en los años ochenta, pero el tema principal de Superdetective en Hollywood (Beverly Hills Cop, 1984) es uno de esos pequeños clásicos instrumentales mainstream que suenan conocidos a cualquier chaval de hoy, sin que tenga necesariamente que conocer la existencia de aquel taquillazo. En la película, Eddie Murphy interpretaba al policía Axel Foley, y de ahí el título de la pieza.

El álbum con la BSO.

La verdad es que el temazo Axel F ha seguido sonando aquí y allá con relativa frecuencia, entre otras cosas gracias al éxito infame de un remix machacón a cargo de Crazy Frog a comienzos de este siglo, que lo llevó a lo más alto de las listas de éxitos mundiales. Y como tono para móviles es poco menos que un mito. Lo cierto es que Axel F, pese a su empleo algo prosaico de los teclados sin mucho aderezo, a su ritmo guay y a su inevitable puntito hortera, es un tema más complejo de lo que parece en lo que a composición se refiere. Con todo, era uno de los primeros temas que aprendíamos a tocar los poseedores de un Casio a pilas.

Faltermeyer en la portada de su álbum Harold F, en la que se vio obligado a incluir Axel F.

Axel F es obra del músico alemán Harold Faltermeyer, un artista educado en el clasicismo más acérrimo que descubrió un mundo de color gracias a su colaboración con el italiano Giorgio Moroder, y gracias también a la popularidad de la musica de sintetizador en aquellos años (recordemos Miami Vice). Faltermeyer seguiría cosechando éxitos (Incluyendo Grammys y candidatura al Oscar) gracias a los productores de cine Jerry Bruckheimer y Don Simpson. Además del hit que nos ocupa, para ellos compondría la música de películas como Top Gun o Superdetective en Hollywood II. También estuvo en Tango y Cash.

En lo personal... supongo que por ahí habrá algún antiguo compañero de instituto que conservará el vídeo de cuando preparamos una coreografía para la clase de Educación física a ritmo de Axel F. Todos tenemos un pasado.

El videoclip oficial.

Una versión extendida de Axel F.

miércoles, 10 de mayo de 2017

Llegó otra enorme tanda de reediciones de Vangelis.

Dicen en Amazon que salieron a la venta el 28 de abril, aunque de otras fuentes se deduce que se publicaron el año pasado. El caso es que los fans recientes del músico griego tienen la oportunidad de hacerse con gran parte de su discografía esencial. Estamos hablando de Earth, L'apocalypse des animaux, Opera Sauvage, China, See You Later, Mask, Invisible Connections, Soil Festivities y Antarctica, además de los tres clásicos de Jon and Vangelis Short Stories, The Friends of Mr. Cairo y Private Collection. No todos gozan del mismo volumen de distribución, por lo que se aprecia en tiendas online. 

 
 
 

Unos cuantos de estos trabajos (Mask, See You Later e Invisible Connections) estaban totalmente descatalogados, y Earth estaba disponible como remaster en vinilo y en una edición antigua en CD cuyas hechuras se me antojaban sospechosamente "caseras". Estos discos, en fin, ya iban haciendo falta. Eso sí, nótese -repito- que no todos están en cualquier tienda (sus precios fluctúan también arbitrariamente entre los 10 y los 20 euros) y, sobre todo, que no son las mismas versiones que podemos encontrar en el reciente estuche Delectus. Por ejemplo, See You Later no incluye los temas extras que encontramos en su equivalente del citado "box".

 

La edición no es fea del todo, pero se han alterado bastante las portadas originales (la de Antarctica es un caso aparte) y vienen en el endeble y perecedero formato digipak. En realidad, estas reediciones del sello Esoteric Recordings tienen regusto a colección de quiosco por fascículos.

domingo, 30 de abril de 2017

Un 10 para Jarre y otro 10 para la TV pública española.

Aunque últimamente da una de cal y una de arena en lo discográfico, hay que admitir que Jean-Michel Jarre no falla en su faceta en directo. Al César lo que es del César. Anoche tuvo lugar el concierto inaugural del Año Jubilar Lebaniego, que Jarre bautizó como The Connection Concert por su amplio alcance mediático y su audiencia potencial. Desde el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, el evento se emitió en streaming, en redes sociales, y en la 2 de TVE, en horario de máxima audiencia. 

Un vídeo promocional

Jarre ha recibido elogios de la prensa durante el día de hoy, no solamente por la perfección del sonido y la magnificencia del espectáculo visual, sino sobre todo por la valentía de este señor de casi 70 años que se permitió el lujo de centrarse en sus últimos álbumes publicados en lugar de hacer un efectivo popurrí nostálgico de sus 40 años de carrera. Fueron inevitables temas como Oxygene 2, 4 y 8, Equinoxe 7, Zoolookologie o Souvenir of China, eso sin contar una curiosa fusión de Equinoxe 4 y la reciente Glory, aunque me quedo con el impresionante prólogo en el que escuchamos Ethnicolor junto a proyecciones del célebre Apocalipsis del Beato de Liébana. Y para de contar respecto a los clásicos. Todo lo demás fue una acertada selección de temas de Electrónica 1 y 2 y Oxygene 3, con unas percusiones potentes pero adecuadas y fragmentos improvisados con bastante buen gusto. No he hablado del todo bien de estos últimos álbumes (algo mejor del tercero), pero los temas elegidos ganan muchísimo cuando Jarre y sus colaboradores los integran en un show bien equilibrado y musicalmente coherente. En concreto, el tema The Heart of Noise pt. 1 fue un verdadero alucine. La piel de gallina, en serio. 

El cartel oficial.

En lo técnico, hay que decir que Jarre y su gente ya empiezan a dejar atrás los trastos electrónicos más o menos reconocibles para entrar en el mundo de la ciencia-ficción dura a base de pantallas táctiles y gráficos de colores. De hecho, cuando entró en escena la famosa arpa láser parecía más anticuada que una bandurria. Suele haber también dudas sobre si Jarre utiliza más de la cuenta melodías en playback, aunque anoche no paró de generar sonidos bien auténticos con su parafernalia de laboratorio. Y cómo disfrutó este hombre con su teclado con mástil colgado al hombro y persiguiendo sonriente al cámara por el escenario. En fin, que ayer vimos a un Jean-Michel pletórico, una leyenda de la música de nuestro tiempo que se reivindicó como tal.

Jean-Michel Jarre en su "cocina" (en www.caminolebaniego.com).

La emisión por televisión estuvo a la altura. El concierto se emitió sin cortes durante sus dos horas de duración y el comentarista, bastante bien documentado si no directamente admirador de Jarre, intervino con acierto y sin excesos. Es un lujo que nuestra televisión pública siga teniendo de vez en cuando la buena idea de emitir conciertos en riguroso directo, apostando por la cultura nada menos que un sábado a las diez de la noche. Siempre habrá quien se queje de que la 2 no emita en alta definición, pero es comprensible que TVE reserve esta clase de emisiones para su canal sibarita. Se disfrutó igual de bien. Para quien no pudiese verlo, cerramos con el vídeo de rigor.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...